Qué es?

Drones pintando muros que están en la vía pública, con aerosol. ¿Así de simple? Apegándose estrictamente a lo que es, sí, pero enfocándonos a todo lo que implica es un tanto más complejo.

 En este movimiento están implicados conceptos que ya en sí mismos son dignos de bastante análisis, por ejemplo: arte, arte urbano, arte conceptual de los nuevos medios, democratización de los espacios públicos, expresiones artísticas modernas, etcétera, etcétera. 

Origen

Hay que ir a la raíz para poder entender todas las ramas, todo comenzó un 30 de abril del 2015 en Broadway, lugar en el que se encuentra una de las vallas publicitarias más grandes y prominentes de Nueva York. 

 Ahí nació el drone graffiti, con un vehículo aéreo no tripulado cargando una lata con la que pintaba sobre la cara de Kendall Jenner, quien posaba para Calvin Klein Jeans. Al otro día, todos hablaban de las líneas rojas de pintura en aerosol que se volvieron las determinantes para el nacimiento de lo que muchos llamaron “la nueva era del vandalismo”.

El video fue subido a YouTube y hasta el momento tiene más de 1.4 millones de reproducciones. ¿Quiénes fueron los responsables? El destacado artista del grafiti, KATSU y su ICARUS ONE, un drone modificado que únicamente necesitó de una lata de pintura en aerosol, cinta adhesiva, un arduino (tarjeta de desarrollo), bridas, y una estructura para cosechar tomates.

Link de video:  https://www.youtube.com/watch?v=We12p6yvNW0

¿Qué ocurre en la actualidad?

Después de atravesar un proceso de desaprobación, modificación, estructuración, aceptación y evolución hasta ser considerado un nuevo medio creativo de expresión artística, hoy en día el “Drone Graffiti” sigue en crecimiento.

Este desarrollo se acentúo con el surgimiento de “drone graffiti project”, un movimiento que se dedica a promover la democratización del arte, a través de esta expresión, poniéndolo a disposición de la gente. El proyecto usa software de código abierto y hardware comercial, con la intención de crear obras de arte únicas con drones, de una manera verdaderamente colaborativa. 

Las obras de arte se archivarán permanentemente en la cadena de bloques, creando una plataforma de arte libre, accesible, descentralizada y sin censura.

 Este colectivo eligió la Semana del Arte en la Ciudad de México como espacio para hacer una muestra pública con tres artistas que simultáneamente crearon arte urbano en los muros de la ciudad con el uso de programas de diseño para posteriormente ejecutarlos mediante la manipulación de los drones.

 Y hacia allá apunta la tendencia, hacia mezclar perfectamente el uso de software y hardware, tendencia que por cierto no ha sido particularmente bien recibida por distintos sectores, entre ellos incluso muchos artistas del grafitti, quienes aseguran que no respeta los “códigos” que existen en este arte urbano.

Por otro lado, el mundo del arte en general, quienes se cuestionan si al tratarse de equipos (drones) sistematizados para ejecutar el graffiti, realmente podríamos estar hablando de arte o no.

 ¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios aquí abajo o visita nuestra página de http://facebook.com/26drones y déjanos saber tu punto de vista.